Autonomía infantil

autonomía infantil

¿Cómo fomentar la autonomía en nuestros hijos? ¿Cuándo empezar? ¿Para qué?

La autonomía es muy importante para el desarrollo de nuestros hijxs ya que va a servirles de aprendizaje de la vida práctica, les ayuda a desarrollar una mejor autoestima y  responsabilidad y también fomenta el sentido de pertenencia que es el motor de la motivación y la colaboración en familia. 

Se puede empezar desde que son muy bebés a darles pequeñas tareas a modo de juego y exploración que les van a servir para luego hacer tareas más difíciles.

La autonomía favorece todas las áreas de desarrollo y les genera independencia aunque al principio tendremos que estar con ellos ayudando y guiando sus tareas hasta que las tengan dominadas.

¿Qué cosas podemos facilitar qué hagan sólxs según la edad? 

Voy a poner el ejemplo de bebés entre 18 meses y 2 años.  En esta edad pueden hacer ellxs sólxs: 

  • Elegir su ropa. 
  • Beber agua en un vaso. 
  • Quitarse los zapatos y calcetines. 
  • Lavarse las manos.
  • Comer con cubiertos. 
  • Cortar alimentos blandos con un cuchillo adaptado (sin filo). 
  • Abrochar velcros. 
  • Dejar su ropa en el cesto de la ropa sucia. 
  • Subir escaleras. 
  • Bajar y subir bordillos. 
  • Llevar su pañal a la basura.
  • Limpiar superficies con balleta o pañuelo.
  • Colgar su abrigo en una percha a su altura.
  • Tirarse por el tobogán.

Intentemos dar oportunidades para desarrollar estas habilidades, al principio debemos estar cerca para ayudar y guiar.

Puede que algunas nos «den miedo» pero la confianza es básica así como dejar que se frustren y nos pidan ayuda antes de ayudarles nosotras.

Es un error muy común pensar que son pequeños para… hay que darles la oportunidad para saber si tienen o no esa habilidad y tener mucha paciencia para dejar que lo intenten ellos sólos.

Si quieren hacer algo que es muy difícil o peligroso para ellos podemos dividir la tarea en pequeños pasos que sí puedan ir haciendo o dar opciones adaptadas a su edad y habilidad.

Espero haberos dado ideas para hacer con vuestros peques, siempre sin forzar ni acelerar ritmos, observa y escucha a tu hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *