Crisis de lactancia

crisis de lactancia

Las crisis de lactancia siempre son un quebradero de cabeza y más cuando no sabes qué es lo que pasa y de repente ves cambios en tu bebé que no te esperas.

Estas crisis de lactancia no son más que unas etapas o épocas en las que el comportamiento del bebé cambia y se ha observado que estos cambios se dan en muchos bebés y coincidiendo con unas fechas concretas. Esto no quiere decir que siempre sea así o que tu bebé necesariamente vaya a pasar por ellas, puede que no pase por ninguna o por una, o por todas… esto es muy individual y depende del bebé, todos somos únicos así que es imposible de saber.

Lo que sí podemos hacer es estar preparadas, saber que es una etapa, una fase, que tiene un tiempo determinado y pasará.

Las más comunes son:

La crisis de los 15 días. A los 15 días (mas o menos, siempre las fechas son aproximadas) suelen pasar una etapa los bebés en los que se vuelven super demandantes y están todo el día mamando. Es agotador lo ´sé pero tiene una explicación, estas crisis suelen coincidir con un pico de crecimiento en los cuales el bebé necesita más alimento porque se está desarrollando, por tanto se traduce en que estará todo el día enganchado a ti.

La crisis de los 3 meses. Esta crisis es diferente y es la más común porque se juntan varios factores. Por un lado la producción de leche se regula y ya no sale con tanta rapidez como el bebé estaba acostumbrado y por otro lado es cuando el bebé empieza a ver mejor y a fijarse más en el mundo que le rodea, quiere ver, conocer y experimentar por lo que se distrae con todo, ya no sólo le interesa la teta.

Crisis de los 7 meses. Esta es una crisis de apego realmente pero también puede manifestarse con un aumento de la demanda de pecho porque quiere estar cerquita de mamá.

Crisis del año. En esta crisis suele pasar al revés, el bebé enlentece su crecimiento por tanto dejan de pedir tanto pecho incluso pierden el interés por la alimentación complementaria.

Crisis de los dos años. Cuando parecía que estaba todo regulado y ya después de tanto tiempo de lactancia pueden pasar una racha sobre los dos años o sobre los 18 meses en que vuelvan a estar tan demandantes como cuando tenían 5 meses, sorprende y agota y puede parecer sobre todo a la gente de alrededor «que tiene vicio» pero no, es otro pico de crecimiento que se junta con el desarrollo cerebral tan grande que ocurre en nuestros peques.

Todas las crisis de lactancia son normales y no hay muchos trucos que se puedan hacer, simplemente paciencia, probar cosas dependiendo de tu situación y de la personalidad de tu peque y sobre todo empatía y comprensión. Al final la teta es mucho más que alimento, es su casa, es seguridad, es mamá, es calma y consuelo. Es normal que estén a gusto ahí y también es normal que a nosotras a veces nos agote. Por tanto busca apoyo en tu familia, respira y disfruta del momento porque tarde o temprano esta etapa (tanto las crisis como la lactancia en sí misma) pasará y quedará sólo en nuestro recuerdo.

Te mando un abrazo fuerte si estás pasando por alguna de ellas.

Te dejo enlazado el capitulo del podcast donde os cuento más sobre las crisis de lactancia.

https://anchor.fm/sara-cid/embed/episodes/Crisis-de-lactancia-e1e5brm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *